Marcapáginas, abrelibros

La idea de convertir los palitos en marcapáginas se me ocurrió hace muuuchos años. En mi época de instituto ya hacía estos marcapáginas y nunca he repetido dibujo, en parte porque cuando me pongo ni sé lo que voy a pintar, me sirve para relajarme. Además ahora que leo muchos libros de formato bolsillo con tapa blanda me vienen muy bien para sujetar las páginas.

Es muy sencillo, solo necesitas guardar los palos de los helados que vas comiendo (también los venden si quieres ahorrarte este paso, pero para mi es lo mejor jajaja)

Materiales:

  • Palos de helado
  • Bolígrafo permanente/rotulador fino
  • Subrayadores fosforitos

1) Lo primero es marcar un dibujo con el bolígrafo. Ya sean simples rayas, figuras geométricas o lo que se te ocurra. Después trata de hacer la otra cara con el mismo diseño.

2) Luego queda colorear al gusto los huecos del dibujo y ya tienes el marcapáginas personalizado.

Recuerdo que alguna vez hice un agujero con un punzón y pasé un cordel. En realidad como sin un poco más gorditos que los marcapáginas convencionales no es necesario que sobresalga para encontrarlos.

Estos son algunos de los diseños que tengo ahora por casa. Lo cierto es que voy repartiéndolos y los suelo dejar dentro del libro que ha servido para marcar así que seguro que hay más por ahí…

¿Qué os parece la idea? ¿Os gusta? Es tan sencillo que seguro que os animáis a hacer algunos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s